Una mujer se divorcia por exceso de amor

Cuando se dice que a las mujeres nadie las entiende por algo es, ¿No? Al menos esta siguiente noticia ha hecho que más de uno se replantee esa pregunta. ¿Cuándo el exceso de amor fue un motivo de ruptura?

Los hechos han sucedido en EEUU y es que una joven de apenas 23 años se ha divorciado de su marido por que este era demasiado perfecto.

Las hay que se quejan por que el marido es poco detallista, otras se quejan por que les ponen los cuernos y por lo visto hay una nueva sección: Las que se quejan por que sus maridos son demasiado buenos.

Por lo visto, la joven Johanna Smith acudió hace unos días a su abogado a presentar una demanda de divorcio puesto que su marido no era lo que ella buscaba.

¿El motivo? ¡Ser bueno y dar exceso de amor!

Esta joven que se ha convertido en viral ha hecho unas declaraciones en un famoso medio local donde ha dejado a medio mundo anonadado.

“Me cocina, me trata bien, me da regalos, es fiel, leal, me escucha y hasta me pide perdón cuando miro las nalgas de mi vecino, no me gusta… A mi me gustan los chicos malos, que me griten y me den palmadas en las nalgas”

“Él parece más un sacerdote que un marido, a mi me gusta que me obliguen a cocinar y me digan cosas sucias, no que me llenen de dedicatorias amorosas ni de amor y respeto”

La noticia ha sido compartida más de 25.000 veces en apenas 5 horas… Y es que esta joven ha hecho que todos los hombres se unan una vez más para quejarse de que no hay dios que entienda a una mujer.

¿Tú que opinas? ¿Crees que esta mujer ha hecho bien? ¿Piensas que está desquiciada?

Volver arriba